Unos 7.000 jóvenes reciben cobertura de becas del Programa Compromiso Educativo

Más de siete mil jóvenes en condiciones de vulnerabilidad social, reciben becas económicas, a través del Programa Compromiso Educativo del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) -que en la actualidad se desarrolla en 95 centros educativos de todo el país- y mediante sus más de 600 referentes pares, apoya desde su experiencia como estudiantes terciarios, a alumnos de Educación Media, teniendo en cuenta sus necesidades e inquietudes para que puedan culminar el ciclo educativo con éxito.

El próximo sábado 30 de agosto se realizará un Encuentro Nacional de Referentes Pares de todo el país, en el que participarán 550 jóvenes que actualmente se desempeñan en esta labor. Esta instancia, que se desarrollará en el Instituto de Profesores “Artigas”, desde las 9 horas, comenzará con una mesa sobre juventudes y educación, que será presidida por la Licenciada Nilia Viscardi y por el Sociólogo Ernesto Rodríguez. También hablará un referente par, quien dará su visión sobre el programa y su tarea.

Luego, se desarrollarán alrededor de 15 talleres simultáneos en los que se abordarán temáticas tales como género, inclusión educativa, orientación vocacional, compromiso y apoyo al aprendizaje, y acercamiento a temáticas audiovisuales, entre otras. Algunos de los talleres serán dictados por la Junta Nacional de Drogas, el Instituto Nacional de la Juventud, Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional y por la Universidad de la República.

El objetivo de esta instancia es que mediante talleres estructurados en torno a las inquietudes planteadas por los referentes pares, luego estos puedan trasladar a los centros educativos lo vivenciado.

CICLO DE SEMINARIOS PERMANENTES

La experta argentina Debora Kantor brindó una conferencia acerca de “Proyectos participativos con adolescentes y jóvenes en el ámbito educativo”, en la sala “Idea Vilariño” de la Torre de las Comunicaciones de ANTEL, a la que asistieron 120 educadores de todo el país, y que, además, fue vista por 280 docentes y referentes pares a través de teleconferencias realizadas en los Institutos de Formación Docente y de las UTU de los departamentos de Rivera, Tacuarembó, Artigas, Salto, Río Negro, San José, Florida, Cerro Largo y Treinta y Tres.

Esta iniciativa se enmarca en una nueva línea de trabajo del Programa Compromiso Educativo, que prevé la realización periódica de conferencias y seminarios que tiene como nombre Ciclo de Seminarios Permanentes “Compromiso Educativo 2014″.

Nicolás Ambrosi, Coordinador del Programa Compromiso Educativo, opinó que esta instancia fue enriquecedora y calificada como muy buena por los docentes que asistieron, ya que brindó una mirada de un experto, permitiendo tomar distancia de la práctica cotidiana y así reflexionar desde otro punto de vista. Asimismo, informó que luego de la conferencia la Unidad de Gestión del Programa se reunió con la profesional durante dos horas y media, con el objetivo de profundizar en lo expuesto en la referida instancia.

Durante la presentación, Ambrosi enfatizó en la necesidad de propiciar espacios donde se reflexione acerca de la tarea que se desarrolla en las aulas y en los centros educativos.

“En Compromiso Educativo tiene mucho que ver el rol de la participación de los jóvenes, docentes y de los equipos de dirección que son la parte central de una filosofía que hemos tratado de generar desde esta iniciativa que pretende tratar de escuchar mucho y generar espacios de participación”, afirmó.

Por su parte, la Consejera del Consejo de Educación Secundaria (CES), Profesora Ema Zaffaroni, celebró la realización de este tipo de instancias, felicitando al equipo de Compromiso Educativo que a su entender “ha sabido transmitir esa cualidad de comprometer a los centros educativos con lo que estamos haciendo”.

“Antes no teníamos este tipo de programas de apoyo, fundamentalmente porque algunos sectores no estaban incluidos e integrados al sistema educativo, que por suerte hoy sí tenemos, por lo que debemos aprender juntos cómo trabajar para que estos estudiantes que antes no tenían la posibilidad de estar en el sistema, además de estar allí, puedan transitarlo exitosamente”, indicó.

Previo a la exposición de la conferencista Kantor, Zaffaroni valoró que “su reflexión respecto al tema del trabajo con los adolescentes, la participación del compromiso, del diseño de proyectos en equipo y de cómo trabajar en los centros, serán aportes que le vendrán muy bien al Programa y a todos nosotros como educadores en general, desde el lugar en el que estemos”.

COMPROMISO EDUCATIVO

Este programa apunta primordialmente a potenciar las trayectorias educativas, mediante un sistema de acompañamiento a través de referentes pares, es decir estudiantes de educación terciaria que se acercan a los centros de Educación Secundaria y UTU, como mínimo dos horas por semana, con el fin de apoyar a los jóvenes en sus inquietudes y en su camino educativo.

Lic. Debora Kantor

Los dos propósitos centrales de esta experiencia inclusiva, son prevenir la desvinculación educativa y mejorar los niveles de desempeño de los estudiantes pertenecientes a familias en situación de vulnerabilidad social.

El proyecto se basa en un compromiso formal en el cual cada actor de la comunidad educativa –estudiante, familia (referente adulto) y el centro educativo – asume el compromiso de promover la continuidad del estudio en las aulas.

AUMENTO DE LA COBERTURA

En apenas tres años, el número de centros participantes creció exponencialmente, pasando de 39 en 2011, a 64 en 2012 y a 80 a fines del 2013, lo cual marca la importante evolución de esta herramienta educativa.

En este sentido, en lo que va del año 2014, el Programa se desarrolla en 95 centros en todos los departamentos del país. Además, 7.000 estudiantes reciben becas de ayuda económica y, en la actualidad, hay más de 600 referentes pares. Las becas consisten en $ 8.000 que son otorgados al estudiante en cuatro cuotas a lo largo del año.

Cabe destacar que a comienzos de este año, 21.500 jóvenes se inscribieron para aplicar a las becas. De estos adolescentes, se efectuó un listado de prelación el cual se guía por el Índice de Carencias Críticas (que se utiliza para el pago de las asignaciones familiares), que es definido en conjunto por el Ministerio de Desarrollo Social y por el Programa Compromiso Educativo. Luego de elaborado este orden, el centro educativo de pertenencia del joven valida o no valida el orden.

No obstante, aunque no todos los jóvenes reciban la beca, todos firman en conjunto con la familia y el centro educativo, un acuerdo educativo en el que se plantean metas específicas de estudio para ese año, y que pretende estimular y contemplar las inquietudes del estudiante, con el objetivo de que este culmine exitosamente el año lectivo.

De acuerdo al Coordinador del Programa, esta práctica ha generado un diálogo muy fructífero entre familias, jóvenes y centros educativos, que se comprometen a contemplar las necesidades del alumno y a apoyarlo en el estudio.

A lo largo de tres años completos, Compromiso Educativo ha identificado con orgullo, que algunos estudiantes que fueron apoyados por los referentes pares, una vez culminados sus estudios en la Educación Media, ya desde la educación terciaria, regresan a los centros educativos para apoyar a los estudiantes, del mismo modo en que ellos fueron respaldados.

Ambrosi destacó también la labor de los articuladores pedagógicos, que son docentes que trabajan en cada centro educativo con el programa. Este educador tiene el rol de articular los acuerdos educativos, el funcionamiento de la beca y de los espacios educativos en Secundaria y UTU.

Asimismo, planifica cuáles van a ser las estrategias o propuestas que se implementarán en cada caso o reforzar la atención a las inquietudes del estudiante. “Por ejemplo, si le gusta la música o qué lo atrapa. De este modo, se genera un acuerdo en torno a lo que quiere hacer el alumno, lo cual se va revisando”, añadió.

Por último, el Coordinador explicó que este tipo de acercamiento permite además que cuando en las reuniones de profesores se trate la situación de los estudiantes, se cuente con más herramientas de conocimiento. “Estamos todos comprometidos para desarrollar una estrategia más individualizada. Tal joven tiene tal situación, por eso hay que hacer un seguimiento. Cuando no se pudo cumplir hay que revisar y cuando sí se cumple, poner otras metas. Por ejemplo, apoyar a un alumno al que le quedan pocas materias”, remarcó.

SECRETARÍA DE RELACIONES PÚBLICAS- CODICEN

news14082601_01

news14082601_02

news14082601_03